¿Cómo y dónde se pagan las multas de tránsito en Chile?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Cómo y dónde se pagan las multas de tránsito en Chile

Índice de contenidos

Conducir un vehículo está supeditado al hecho de ser responsable a la hora de estar en la vía. De lo contrario, es muy probable caer en las tan conocidas multas de tránsito. Ellas, son ese tipo de infracción que pueden pasar factura literalmente o acarrear la conformación de un expediente. Ante ello, es indispensable conocer cómo se pagan las multas de tránsito de manera efectiva.

De igual forma, otra sapiencia indispensable es conocer dónde se pagan las multas de tránsito para realizar una buena gestión. Si bien es cierto que una multa no es nada positivo, atrasarse en el pago de la misma puede ser más engorroso. Por tal motivo, a continuación, se explicará todo lo relacionado a este aspecto para no caer en disyuntivas a la hora de la verdad.

Todo lo básico relacionado con las multas de tránsito en Chile ¿De qué se tratan?

Todo lo básico relacionado con las multas de tránsito en Chile

En Chile o en cualquier parte del mundo, este tipo de multa la recibe quien ha fallado contra la ley de tránsito. Bien sea por pasar un alto, superar el límite de velocidad permitido o no estar al día con los papeles del vehículo, las posibilidades son amplias.

Cada conductor es responsable de su manera o forma de conducir un vehículo, por lo que siempre debe estar atento a las normas. En Chile, cualquier mínima infracción contra la ley de tránsito, es aplicable para una multa.

Además, una multa de tránsito puede ser imputada a quienes no cancelan atributos como el telepeaje o el pasaje de transporte público. De hecho, estos dos últimos puntos son los más comunes con respecto a sanciones.

¿Qué diferencia existe entre una multa empadronada y una multa de tránsito común?

Para saber más acerca de cómo se pagan las multas de tránsito, previamente es necesario aclarar qué es una multa empadronada. Este tipo de infracción es muy diferente a aquellas asignadas de forma común.

Qué diferencia existe entre una multa empadronada y una multa de tránsito común

La razón principal, es porque una multa empadronada, no requiere la presencia del conductor en el momento. Al contrario, es asignada a la patente vehicular, por lo que no considera el dueño del vehículo o quien se encontraba conduciendo en ese instante.

Dicho de otra manera, este tipo de infracción se otorga en caso de que el individuo no pueda ser detenido. En el caso de que siguiera su ruta o el vehículo por circunstancias extraordinarias continuó en movimiento, se aplica este procedimiento.

Los ejemplos de este tipo de multa son variados, siendo el más común, aquel de estar estacionado en un lugar prohibido. Asimismo, otro de los casos recurrentes, es sobrepasar la velocidad permitida en ciertas vías.

En otro orden de ideas, dónde se pagan las multas de tránsito de este estilo, igualmente es una pregunta frecuente. Ellas, poseen su domicilio de pago aparte al de las multas de tránsito presenciales, por lo que es otra diferencia presente.

Tal vez te interese leer: ¿Cómo se inscribe un carro de arrastre en Chile?

Las multas del TAG son otro tipo de infracciones a tomar en consideración

Otro aspecto relevante para saber cómo se pagan las multas de tránsito en Chile, es familiarizarse con la importancia del TAG. El mismo, representa una forma sofisticada de telepeaje que facilita la vida del usuario.

En líneas generales, el TAG es una herramienta electrónica y digitalizada que se coloca directamente en el vehículo. Por lo general, su ubicación más exacta es en el parabrisas del auto, oculto a simple vista.

Por medio de este dispositivo, el conductor no debe detenerse en las zonas de cobro. Al contrario, a medida que lleva a cabo su movimiento, se emite una factura o notificación de costo. A partir de la misma, se estipula con suma especificidad, el momento de tránsito correspondiente a cada vía según sea el caso.

El TAG es responsable de detectar los datos básicos del vehículo, incluyendo su patente. Además, imprime la hora, la fecha y el momento exacto del día al momento de realizar el cobro. Aunado a ello, dispone de todos los protocolos de seguridad para llevar a cabo una transacción segura, libre de cualquier anomalía.

Como es de esperarse, las multas del TAG se presentan cuando no se dispone de uno y tampoco un “pase diario único”. Asimismo, en el caso de que el dispositivo se encuentre averiado, inhabilitado o apagado sin ningún motivo, es acreedor de una multa. Para recalcar, este tipo de infracciones son de gran envergadura, ya que son catalogadas como graves.

¿Dónde se pagan las multas de tránsito? ¡Cada caso posee su paso a paso específico!

En Chile, todos los tipos de multas de tránsito poseen su forma particular de ser abordadas. Incluso, dependiendo de la municipalidad o comuna donde sean efectuadas, pueden ser costeadas a través de internet.

Para este proceso, se debe acceder al Registro de Multas no Pagadas, lugar específico habilitado en estos casos. Sin embargo, no todas las regiones del país están ligadas a este procedimiento, por lo que el pago de la multa deberá ser presencial.

Multas de tránsito generales

Todas las multas asignadas al conductor de forma presencial, deben ser atendidas en el Juzgado de Policía Local. Cada comuna es responsable de su propio juzgado, por lo que será la entidad que guíe el procedimiento.

Atendiendo a la pregunta sobre cómo se pagan las multas de tránsito, la manera más sencilla es acudir el día de la citación. Una vez allí, se busca la infracción estipulada y se procede al pago de la misma.

Por otra parte, el individuo está en todo su derecho de apelar sobre la imposición de la infracción. Ante ello, el juzgado podrá decantarse a favor o en contra de esta apelación, de acuerdo a las pruebas remitidas. En caso de fallar a favor, la multa será retirada; a la inversa, se tendrá un plazo de 5 días para pagar el monto total.

Multas de tránsito empadronadas

Dónde se pagan las multas de tránsito de carácter empadronado es una pregunta bastante frecuente. Siendo otro tipo de infracción, las personas tienden a confundir el sitio específico para pagar el monto.

En esta oportunidad, las multas empadronadas son notificadas al infractor mediante el Juzgado de la Policía Local. A partir de allí, también se puede apelar a la sanción o, en su defecto, pagar lo correspondiente en la Tesorería de la Municipalidad.

Dependiendo de la región, comuna o municipalidad, estas deudas pueden ser canceladas a través de internet. Sin embargo, lo más recomendable es tramitar el proceso de manera presencial para evitar inconvenientes.

Multas asociadas al TAG

Las multas asociadas al TAG, son las más graves que se pueden cometer, derivadas por un mal manejo del mismo. Este tipo de sanción es manejada por la DAF, siglas para Dirección de Administración y Finanzas.

La DAF, es la institución encargada de gestionar la citación al individuo, la cual invita a pagar obligatoriamente la infracción. Si se establece el hipotético escenario de negación ante la justicia, la multa escala directamente hasta un juzgado.

El juzgado de la municipalidad también se verá envuelto en el asunto, expidiendo otra citación con el mismo objetivo. De mantenerse renuente al cumplimiento de lo establecido en la ley, se procede a registrar la falla. En ese sentido, la infracción no cancelada, es ingresada al Registro de Multas de Tránsito no Pagadas.

Por su parte, si no se quiere pasar a mayores o empeorar la situación, la DAF se encarga de remitir a la Tesorería de la Municipalidad. Allí, se dispone de los protocolos requeridos para finiquitar con la infracción.

Una segunda opción es igual de propicia para las personas con un calendario o agenda más ajetreada. Al igual que las multas empadronadas, aquellas que son ligadas al TAG, pueden ser pagadas vía internet. No obstante, se está sujeto al hecho de si la municipalidad a la que se pertenece, brinde o no esta modalidad.

¿Por qué es tan importante saber cómo se pagan las multas de tránsito?

Saber cómo y dónde se pagan las multas de tránsito, es indispensable para no acarrear con problemas legales mayores. Sumado a este inconveniente, se corre el riesgo de acumular infracciones que después resulten en escenarios todavía más engorrosos.

Dentro de lo que cabe, poseer el día un buen registro de multas canceladas, es vital a la hora de renovar trámites. Entre los más relevantes, se encuentra la mismísima licencia o el permiso de circulación.

Mientras las multas se mantengan activas o un estado negligente, el permiso de circulación no podrá ser renovado. Dejar de pagar este impuesto se traduce en la posibilidad elevada de ser detenido e incluso, perder el vehículo.

Por otra parte, cabe destacar que la mayoría de las multas, no son asignadas directamente al conductor. En realidad, el registro de las mismas es imputado a la patente del vehículo en cuestión.

Ante este panorama, a la hora de llevar a cabo un traspaso, compra-venta o negocio con el vehículo, los problemas surgen. ¿Cómo? Quien asuma el automóvil, deberá lidiar con el registro de multas asociado a la patente.

Con base en lo expuesto, se antoja de utilidad conocer el valor de cada multa

Las multas de tránsito varían dependiendo de cuán grave sean a la hora de ser cometidas. Desde pasar un alto o la gravísima infracción de una TAG defectuoso, cada sanción posee su costo o rango de valor ante la ley.

  • Multa gravísima: son aquellas un grado por encima de las multas graves. Por lo general, su rango de valor oscila entre 1,5 a 3 UTM respectivamente. Estas infracciones no pueden caer en reincidencias durante un período de 3 años. De ser así, se corre el riesgo de afrontar un valor duplicado y hasta triplicado.
  • Multa grave: a pesar de no ser de la magnitud de las anteriores, igual son infracciones de alto grado. En ese sentido, su valor varía entre 1 a 1,5 UTM, según la severidad del asunto suscitado. También, de presentarse recurrencias o reincidencias, se aplican las condiciones ya mencionadas.
  • Multa menos grave: son ese tipo de multa que recae en la imprudencia por desconocimiento de ciertas normas. Ante la ley, su rango de valor está tasado entre 0,5 a 1 UTM.
  • Multa leve: las multas leves son las más comunes, pero en las que más se debe hacer énfasis. Muchas personas tienden a confiarse por ser catalogadas de tal forma, lo cual genera futuras problemáticas. Según la ley de tránsito, están estipuladas con un valor que oscila entre 0,2 a 0,5 UTM.

¿Te resultó útil el post? Esperamos que esto te ayude a resolver todas tus dudas acerca de dónde pagar las multas en Chile. 

Ya lo sabes, si te gustó el artículo, compártelo y deja tus comentarios más abajo.

¿Te fue de utilidad este artículo? Compártelo en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Artículos que te podrían interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de sus políticas.